¿Qué es la enfermedad periodontal?

La enfermedad periodontal es una patología inflamatoria, de origen infeccioso crónico, que afecta no sólo a las encía, sino también a toda la estructura de soporte del diente, es decir, ligamento periodontal, cemento radicular y hueso alveolar.

Es la llamada “enfermedad silenciosa” ya que los problemas en las encías suelen manisfestar pocos síntomas.

Sabemos que atraviesa distintas etapas, siendo la primera fase la gingivitis, que, si es tratada a tiempo es un proceso reversible. Pero en ciertos casos la gingivitis puede evolucionar a alguna de las formas de periodontitis y esto ya implica que la estructura de soporte del diente comienza a verse afectada. Por eso es tan importante el diagnóstico precoz, para evitar el avance de la lesión.

Periodoncia

La placa microbiana y el sarro son los principales responsables de la enfermedad, aunque existen factores de riesgo predisponentes para que se desarrolle, como el tabaquismo, la diabetes, el estress y la genética, así como también los cambios hormonales que se producen durante el embarazo y la menopausia, que suelen tener diversas manifestaciones en las encías.

¿CUALES SON LOS SÍNTOMAS DE ESTA ENFERMEDAD?

  • ENCÍAS ENROJECIDAS, que se hinchan y sangran, son las señales de alarma más comunes. Desafortunadamente muchas personas aceptan la situación como normal debido a que las encías sangrantes causan poco o ningún dolor. Pero hay que tener en cuenta que el sangrado es un indicio de enfermedad, aunque no está presente en todos los casos (por ejemplo, en fumadores está enmascarado y casi no aparece), pero frente a este indicador es importante consultar al profesional.
  • MAL ALIENTO (HALITOSIS) debido a las bacterias y sus toxinas, que se alojan en las bolsas periodontales.
  • AUMENTO DE LA SENSIBILIDAD, sobre todo al frío, por retracción de las encías.

No es necesario que estén presentes todos estos síntomas, es suficiente que aparezca uno  de ellos para indicarnos que debemos consultar.

FINALMENTE en ETAPAS MÁS AVANZADAS de la ENFERMEDAD encontramos:

  • MOVILIDAD y DESPLAZAMIENTO de 1 ó más dientes.
  • Aparición de abscesos en la encía.

¿EN QUÉ CONSISTE EL TRATAMIENTO?

El profesional actuará sobre dos áreas importantes: por un lado la prevención, y por otro el tratamiento de la enfermedad.

El especialista que se ocupa de este área es el periodoncista, quien hará un diagnóstico de la situación mediante la exploración, sondaje de las bolsas y radiografías, para elaborar un plan de tratamiento y establecer el pronóstico de las piezas.

El tratamiento consiste en erradicar la infección de la encía, eliminando los irritantes (sarro, bacterias, toxinas), mediante sesiones de raspados o curetajes. En ocasiones es necesario llegar a la fase quirúrgica para eliminar el problema, mediante técnicas sencillas de cirugía accedemos a la superficie de la raíz y al fondo de la bolsa, para limpiarlas perfectamente.

Estos procedimientos se deben luego complementar con una adecuada fase de mantenimiento, que será indicada por el profesional y que es fundamental para que el tratamiento sea predecible en el tiempo y evitar así recidivas de la enfermedad.

Como CONCLUSIÓN saber que hoy en día, las enfermedades de las encías se pueden prevenir y/o curar con gran éxito, mejorando las expectativas de nuestros pacientes de tener una boca sana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s